Kakkmadaffakka

KAKKMADDAFAKKA – HEST

El verano ya acabó. Sí sí, es oficial, lo dicen los anuncios de cierta cadena comercial, y esos no se equivocan. Pero, aún así, nos negamos a abandonar ese espíritu de terraza, cerveza fresca y buen rollo que nos trae el buen tiempo veraniego. Y por eso os presentamos a este grupo de nombre impronunciable, Kakkmaddafakka y su disco Hest.

Pese a que Hest es el segundo LP de esto noruegos de Bergen (el primero, Down to Earth, fue editado en 2007), podemos considerarlo su debut ya que es el primero que se edita fuera de sus fronteras y, por tanto, su carta de presentación para todos aquellos a los que el frío país noruego nos queda un poco lejos. Comentar además que el disco está nada más y nada menos que avalado por Erlend Øye, o como seguro que os sonará más, The Whitest Boy Alive, que produce y abandera la presentación internacional de este grupo.

El disco en cuestión es una de esas rarezas, para bien, ya que es una verdadera inyección de frescor desde el primer segundo de escucha. Suena joven, fresco y algo diferente a la corriente de indie pop que últimamente escuchamos, gracias a su facilidad para mezclar buenas melodías con diferentes estilos musicales sin ningún complejo, pasando de sonar totalmente a reggae o pop, a un poco de jazz o incluso a música disco para luego mezclarlo todo y hacerlo sonar bien. Sólo por esto, merece la pena darle una oportunidad.

Fieles al estilo fresco que transmiten, han creado un disco no muy largo, 30 minutos divididos en 9 canciones que no se repiten en ningún momento y que transmiten mucho ritmo. El disco empieza con todo un hit, Restless, una fiesta de guitarras y melodías pegadizas que nos harán mover la cabeza siguiendo el ritmo. La fiesta sigue con Your Girl, que pese a ser algo más tranquila mantiene el nivel y, tras este tema, viene Self-Steem, en la cual nos encontramos el primer gran giro en cuanto a estilo musical, sorprendiéndonos con una canción dominada por un piano acompañado de guitarras que se entremezclan muy bien con la voz del cantante y un estribillo muy tribal que da a la canción un toque divertido y diferente a lo anterior.

Demostrado su dominio del piano, el disco sigue con Make The First Move, una canción muy disco ochentera con violines y teclado que acaba con un muy buen instrumental que nos trasladará a esos años en los que la música disco brillaba. Llegado al ecuador del disco, nos dan un respiro con Is She, una canción muy tranquila, posiblemente la más floja, pero no por eso deja de ser rica en detalles como el acercamiento de sus guitarras al reggae o la bonita melodía del piano. Pero, como os comentaba, sólo era un respiro que interrumpen rápidamente para seguir con Touching, otra de las grandes canciones del disco, con buenos ritmos que alternan guitarras punk con un teclado que va acelerando la canción poco a poco para acabar en un buen sprint de ritmo desenfrenado.

Llegando ya a la parte final del disco, nos sorprenden con una canción instrumental, Heidelberg, en mi opinión una de las mejores del disco y que está llena de ritmos que entremezclan una buena de dosis de rock con riffs de guitarra que nos recuerda a otros grupos como Franz Ferdinand, así como toques de jazz que nos demuestran a quienes los escuchamos que los años que dedicaron a estudiar en el conservatorio les sirvieron para mucho. Después de este pedazo de tema, siguen empeñados con demostrarnos todo lo que saben hacer y esta vez toca el homenaje al reggae con Gangsta, una canción que empieza y acaba con los acordes de I Shot The Sheriff de Bob Marley, toda una declaración de intenciones que no deja indeferente. Y, para terminar, se despiden como empezaron, con mucha alegría y esta vez entremezclando idiomas y cantando en noruego en Drø Sø, una canción perfecta para cerrar el círculo de un disco tan completo como el que os presento.

En definitiva, un álbum bastante redondo que nos ayudará a mantener esa frescura veraniega que amenaza con abandonarnos. Por cierto, no sé que significará Kakkmaddafakka, pero sí sé que el título del disco, Hest, se traduciría como Fiesta, que es lo que proponen estos chicos, así que a celebrarlo y a seguirles porque darán que hablar.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 8/10

Compartir en Tuenti KAKKMADDAFAKKA – HEST